Iglesias que embelesan

con mensajes intencionados al éxtasis

que, o eliminan la moral, o la superponen

sobre Cristo

Apoltronándose sin remordimiento sobre Cristo.

¡Brinca! dicen,

¡baila, grita y vomita!

¡Tenemos libertad! , profieren los indoctos,

… ¡Sacrilegio!, cada reunión

cometen sacrilegio.

Errados hermanos míos,

inocentes culpables aceptando el sortilegio

de un maestro medio vivo medio muerto,

no confundas la verdad del Padre

con los fines desorientados de un esperpento.

¿O no sabes que la prioridad de Dios

es Su mejor argumento?

Si quieres bailar primero lee

¿Gritar? ¿Para que? Es mas potente un escondido corazón violento

Que todo el bullicio y estruendo.

Si quieres vomitar estás equivocado,

fallaste por uno que otro paso,

Anda, ve a la farmacia de a lado

toma un “Sal de uvas” y disuelvela en un vaso.

Advertisements